San Juan de Ribera | Emilia Cádiz presenta el libro ‘El juego célebre’
17167
post-template-default,single,single-post,postid-17167,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Emilia Cádiz presenta el libro ‘El juego célebre’

Emilia Cádiz presenta el libro ‘El juego célebre’

     El Salón de Actos del Colegio Mayor San Juan de Ribera acogió el viernes 20 de octubre, la presentación del primer libro de Emilia Cádiz Inclán, secretaria de la Asociación de Amigos del Colegio Mayor San Juan de Ribera.

     Un gran número de personas, entre amigos, familiares, antiguos colegiales y público en general, quisieron arropar a Emilia Cádiz en la puesta de largo de El juego célebre. Relato sobre el arte de vivir hoy, una serie de cuentos nacidos una vez la autora, doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universitat de València, “superé el rechazo a escribir ficción”, según sus propias palabras. Una vez superada esa barrera, como indicó Emilia, “escribir ficción me permitió dejar de ser yo misma, porque no soy yo en ninguno de los personajes, incluso muchas veces no estoy de acuerdo con ellos ni con lo he escrito”. Pero eso forma parte de la magia de la escritura, un ejercicio que, según Emilia, realizo “para vivir, no para sobrevivir”, es decir, para llevar una vida plena y consciente, en una época marcada por los “miedos”, tal y como indicó Ricardo Morant, antiguo colegial y catedrático de Lingüística General de la Universitat de València y amigo de la autora, razón por la cual participó en la presentación del libro.

Salón de actos del Colegio Mayor San Juan de Ribera durante la presentación

     Morant quiso indicar que El juego célebre habla sobre “amor, futuro, buena vida, educación, bienestar social…” y casi sin darnos cuenta nos ofrece “un botiquín mental, lleno de frases curativas, palabras sedantes para tratar de superar el mal que nos acecha en la actualidad: el miedo paralizante que vivimos”. Morant quiso señalar que las personas “nos hallamos aterradas por miedos” de diferente índole: personales, sociales, a la opinión de los demás, financieros… y que esos miedos, al ir calando en nosotros, dan pie a una cultura de la queja y no nos damos cuenta del regalo que tenemos que es la vida y momentos como este de la presentación de la obra de Emilia que ha provocado que nos unamos y pasemos una tarde juntos”.

     En resumen, Morant señaló que los cuentos de Cádiz Inclán “han dado vida a mi vida” y recomendó a todos los presentes vivir en plenitud y siendo conscientes de la suerte que tenemos con nuestra existencia.

Amigos, colegiales y público general en la presentación del libro

     En la presentación también participó Cristina Nieva, estudiante de Medicina en la Universidad Europea, que quiso destacar de la obra de Emilia, “a la que he visto cómo la iba redactando”, día a día, capítulo a capítulo, como en el libro se habla de “valores que hay que transmitir y que los jóvenes tenemos que ir asimilando”. Uno de los aspectos que Cristina Nieva quiso destacar fue el aspecto “más sorprendente para mi: el hecho de que la protagonista del libro sea una escultura”. Un objeto que pasa desapercibido para los demás se convierte en el eje de todo un relato.

     Prueba de que las páginas del volumen han marcado a Nieva fue su última afirmación: “he extraído muchas frases del libro y las iré subiendo a Instagram porque creo que merece la pena compartirlas con mucha gente”, indico la estudiante.

Firmas y dedicatorias del libro tras la presentación

     Santiago Pons, director del Colegio Mayor San Juan de Ribera, también participó en la presentación de la obra y quiso saludar a los presentes, amigos, familiares de la autora, así como antiguos colegiales y público en general, entre los que se encontraba la concejala de Cultura del Ajuntament de Burjassot, y quiso destacar la “entusiasta” labor y personalidad de la autora, Emilia Cádiz Inclán, cuya vinculación con el Colegio Mayor San Juan de Ribera volvió a quedar patente al presentar su primera obra en la misma sala donde leyó su tesis doctoral, el salón de actos del Castell de Burjassot.

Emilia Cádiz, autora de El juego célebre.