San Juan de Ribera | Presentación del libro ‘Remendados, recosidos’ de Ángela C. Ionescu
17700
post-template-default,single,single-post,postid-17700,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Presentación del libro ‘Remendados, recosidos’ de Ángela C. Ionescu

El martes 26 de febrero se presentará en el Colegio Mayor San Juan de Ribera el libro Remendados, recosidos, de Ángela C. Ionescu. La propia autora nos explica que se trata de una especie de continuación de su obra anterior Desgarrados, un texto en el “en el que contaba mi vida feliz en Rumanía, el deterioro del país y muchas tragedias que conocí y viví a partir de la implantación del comunismo hasta el desgarro de tener que marcharme de allí con mi familia con serio peligro de nuestras vidas”.

Ahora, Remendados, recosidos “intenta ser respuesta a lo que tanto me han preguntado: ¿Y después? ¿Cómo siguió todo?”. Cuenta su “fugaz regreso muchos años después” así como los “regresos esporádicos” posteriores y lo que ha ido encontrando en ellos. 

En la presentación, además de la autora, intervendrá la profesora de Literatura Mercedes C. Piñón que se ha encargado de prologar la obra. También hablará el director del Colegio Mayor San Juan de Ribera, Santiago Pons. La cita es a las 19:00 horas.

“No podía dejar de pensar en todo lo que había sucedido para que llegaran a esa situación”, señala sobre el nuevo libro la autora. “La escasez, la pobreza, las trampas, todo eso se asentaba sobre dolor y muerte, sobre vidas rotas de gente que miraba comer a turistas sin poder acercarse, chicas que no podían tener una blusa para el trabajo… toda aquella triste realidad era en lo que habían acabado la estabilización, la colectivización, la nacionalización… Colas entre nieve y barro para poder comprar alimentos escasos, hambre y frío, desesperación ante tanta pérdida, muertes y desapariciones inexplicables, todo ese dolor había servido de cimiento a aquella farsa, a la representación de una vida normal en un país que parecía de ficción”, añade.

Durante su periplo por las diferentes regiones de Rumanía, Ángela reparó “en sus carreteras de mal firme y mal trazado, en sus caminos embarrados o polvorientos, en medio de campos fértiles, de magníficos bosques, en apetitosas huertas de casas de pueblo cuidadas con esmero y dispuestas con tal arte que parecen jardines, en encrucijadas en lugares bellísimos de espléndida naturaleza”. Y advierte: “Por todas partes aparecen señales de la fe cristiana que los rumanos no han abandonado. Dios no los ha dejado de su mano”. Es lo que ella considera “una única luz de esperanza”. Mi libro Desgarrados empieza la noche de Resurrección, mientras recorremos el camino desde la iglesia a casa con velas encendidas, con el canto tradicional:

Cristo ha resucitado de entre los muertos

Con su muerte a la muerte aplastando

Y a los de los sepulcros

La vida otorgándoles…

Remendados, recosidos termina la noche de Resurrección, cuando miro desde el balcón del hotel la multitud de luces que se desplazan lenta y rítmicamente en la oscuridad. Filas de personas llevan encendidas las velas y dan vueltas en torno a las iglesias mientras cantan:

Cristo ha resucitado de entre los muertos…

Ángela C. Ionescu es una escritora nacida en Bucarest (1937) de padre rumano y madre española. Afincada en España, se ha especializado en el mundo de la comunicación y de la literatura infantil. Su trabajo le ha valido la consecución de numerosos premios, tanto por su producción literaria cuanto por su compromiso en favor de la infancia.

Otras obras destacadas de Ángela Ionescu son De un país lejano, El país de la cosas perdidas o Vecina de Nazaret.