San Juan de Ribera | El Colegio tala un pino que amenazaba con caer sobre la ‘Ronda del Castell’ de Burjassot
17663
post-template-default,single,single-post,postid-17663,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

El Colegio tala un pino que amenazaba con caer sobre la ‘Ronda del Castell’ de Burjassot

El Colegio Mayor San Juan de Ribera ha tenido que proceder a la tala de un pino, de unos 20 metros de altura, que se había torcido peligrosamente dentro del jardín de la Dehesa y amenazaba con caer sobre la calle ‘Ronda del Castell’ de la localidad de Burjassot. El pasado 23 de octubre la dirección del Colegio Mayor solicitó al Ayuntamiento el permiso necesario para acometer la tala del enorme ejemplar y las autoridades municipales dieron el visto bueno recientemente.
La decisión se ha tenido que tomar después de la visita de dos técnicos y el informe emitido por la Oficina de Sostenibilidad Municipal. El ejemplar en cuestión era un Pinus halapensis, de una altura de 15 metros a la cruz y 20 metros totales. Tenía una edad de entre 50 y 60 años y padecía una inclinación de unos 30 grados, según las mediciones realizadas por los especialistas. Además, presentaba “algunas oquedades en la base del tronco menores al 30% del perímetro del cuello del árbol”.
Incluso se pudo comprobar que la raíz principal se había levantado ligeramente dando lugar a una pequeña elevación del suelo. El informe del Ayuntamiento señala que “se observan algunas grietas en el suelo alrededor del ejemplar. Al pinchar con una varilla en el suelo se detectan cavidades de entre 40 y 50 cm en toda la circunferencia del árbol siendo más frecuentes en el espacio de suelo abultado donde podemos encontrarlas hasta una distancia de dos metros del tronco”. Consideran los técnicos municipales que la presencia de estas cavidades entre las raíces “hace evidente que parte de su sistema radicular ha perdido la función de sostén del ejemplar, lo que deriva en una merma importante de estabilidad”.
Todas estas evidencias hacían necesaria la tala del pino ante el peligro que podía suponer por dos aspectos añadidos: la apertura al público del jardín de la Dehesa que se hace dos fines de semana al mes y la cercanía del ejemplar al muro que linda con la calle ‘Ronda del Castell’, con lo que una caída afectaría a dicho muro y a la zona de la acera de la calle colindante.
La tala se ha realizado, finalmente, trepando a la zona alta del árbol para desmontarlo desde arriba, poco a poco. La operación se ha tenido que realizar con sumo cuidado para evitar que las ramas cortadas cayeran sobre la calle. Todo ha resultado como estaba previsto y, aunque tenemos que lamentar que ya no podremos disfrutar de un ejemplar tan vistoso, al menos hemos evitado que pudiera ocurrir alguna desgracia material o personal.

El coste de la tala lo ha cubierto el Colegio. Como es natural, nuestra entidad tiene suscrita una póliza de seguro para cubrir las eventualidades. Informamos al seguro del peligro que suponía el pino inclinado y se nos comunicó que no podían cubrir la tala porque no había caído ni producido daño. No deja de sorprender que sabiendo que la caída hubiese supuesto un gasto muchísimo mayor que la tala, no esté prevista esta acción preventiva. Además, una posible caída podría haber afectado a personas que estuvieran caminando por la Ronda del Castell. En este caso, ese gasto sí hubiese sido cubierto. Evidentemente, el Colegio Mayor San Jua de Ribera no podía permitir que cayera el árbol y por ello hemos preferido afrontar de manera individual los gastos de la tala.