Primer encuentro de antiguos colegiales con los actuales - San Juan de Ribera
17221
post-template-default,single,single-post,postid-17221,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Primer encuentro de antiguos colegiales con los actuales

     El Colegio Mayor San Juan de Ribera, junto con la Asociación de Antiguos Colegiales, ha puesto en marcha una nueva iniciativa que consiste en programar encuentros periódicos entre los antiguos colegiales y los actuales. La idea es que las reuniones sirvan para que los antiguos colegiales conozcan la realidad actual del Colegio, además de que los actuales estudiantes becados tengan contacto con lo que vivieron en su día en el Castell de Burjassot y forman parte de su historia.

     Recientemente se celebró el primero de estos encuentros que se desarrollarán desde ahora y a lo largo del próximo año.

Los colegiales actuales mostraron interés por las experiencias que les aportaron los antiguos

     En esta primera reunión fueron invitados los antiguos colegiales de los años 50 y principios de los 60. Pudieron asistir Francisco Marco Granell, psiquiatra de la promoción de 1954; Manuel Gallego Soriano, que estudió magisterio en la promoción de 1958; Vicente Conejero Tomás, ingeniero agrónomo que entró en el Colegio en 1959; José María López Yturralde, estudiante de Bellas Artes y pintor de la promoción de 1961; y Enrique Vidal Molina, físico de la promoción de 1964.

Empezando por la izquierda: Enrique Vidal, Francisco Marco, Vicente Conejero, José María López Yturralde y Manuel Gallego

     No pudieron acudir al encuentro por problemas de última hora Tomás Llorens, especialista en historia del arte de la promoción de 1953, y Rafael Beguer, teólogo y filólogo de 1959. Los antiguos colegiales compartieron una charla previa con el director, Santiago Pons, y después se unieron a la cena habitual con los actuales estudiantes que residen en el Colegio Mayor. Lo mejor de la buena velada fue la tertulia posterior entre todos: en ella se compartieron anécdotas y experiencias de los antiguos colegiales. E igualmente, los actuales tuvieron la oportunidad de explicar a sus predecesores las problemáticas actuales.

Los antiguos colegiales se interesaron por la realidad actual del Colegio